PROCESO

El arroz es cultivado en las explotaciones de los socios de Extremeña de Arroces. En todas las fases son asesorados por los servicios técnicos de las propias cooperativas y el cultivo se realiza según sus prescripciones e indicaciones y bajo los requerimientos y exigencias de la producción integrada, (un sistema de producción agraria que utiliza prácticas compatibles con la protección y mejora del medio ambiente, los recursos naturales, la diversidad genética y la conservación del suelo y el paisaje.)

La recolección se realiza de forma mecanizada, el arroz cáscara se traslada a los almacenes de las cooperativas donde es sometido a una primera selección y clasificación, allí permanece almacenado a la espera de ser trasportado a la planta de transformación.

Todo el arroz que entra en Extremeña de Arroces es 100% de producción propia. Cada camión es sometido a una inspección de muestreo donde se verifica el óptimo estado de la materia prima para así poder garantizar la calidad de nuestros productos terminados.

Disponemos de aguas y tierras no contaminadas, técnicas de cultivo que cumplen con las máximas exigencias de seguridad alimentaria y unas instalaciones con las más modernas tecnologías de elaboración.

Por todo ello, podemos asegurar la calidad, la trazabilidad y ofrecer un producto sano y natural.